Top

Como ahorrar energía en tiempos de coronavirus

Como ahorrar energía en tiempos de coronavirus

Ahora que la mayoría de nosotros estamos pasando más tiempo en casa, seguramente estemos gastando más energía que de costumbre. Son tiempos de teletrabajo, de estar en familia, de ocio, de cocinar y un sinfín de cosas más que irremediablemente se traduce en: mayor gasto eléctrico y posiblemente un aumento en la factura de la luz.

Por eso, ahora más que nunca, es tiempo de aprender un poco cómo podemos reducir el consumo energético, sin renunciar a ninguna de las actividades que hacemos en nuestro día a día de confinamiento. A continuación, indicaremos una serie de consejos que nos ayudarán a mejorar la eficiencia energética de nuestra vivienda:

– Bajar la potencia contratada. Hay un coste en la factura que pagamos siempre, hagamos consumo o no: el fijo o término de potencia. Para una familia de consumo normal, esto supone el 30% de la factura, por lo que no es algo despreciable y conviene tener bajo control. Si en casa nunca han saltado los plomos, ni siquiera cuando se pone a la vez la lavadora, el horno, el lavavajillas… Puede ser que tengamos margen para contratar menos potencia de la que estamos pagando. Por cada kW que seamos capaces de bajar, nos estaremos ahorrando al año más de 52€.

– Pasar a una tarifa de discriminación horaria*, en caso de no tenerla. Es recomendable sobre todo para aquellos que pasan más tiempo en casa, puesto que podemos aprovecharnos de concentrar el uso de energía en el horario en el cual es más barata la luz. Cambiarse a Discriminación Horaria tiene un coste bajo, pero puede suponer un ahorro medio de unos 6€/mes (dependerá de cómo se consuma en cada caso). No es mucho, pero en un año hablamos de unos 72€.

– No usar energía de más. ¿Recordáis con nuestras madres o padres siempre nos estaban recordando que apagáramos las luces que no utilizábamos y similares? Pues es lo que hay que hacer, además de evitar que los aparatos eléctricos estén consumiendo energía cuando ya no los necesitemos, sobre todo en aquellos que más consumen. Por ejemplo, uno de los de estos electrodomésticos, por no decir el que más consume, es la plancha, tanto la de planchar la ropa como la plancha del pelo, dado que cualquier aparato que implique una subida de la temperatura en poco tiempo va a consumir mucho. Si tenemos contratada la tarifa de discriminación horaria es recomendable usar estos aparatos en el horario valle para que este consumo nos resulte más económico.

– Revisar nuestro contrato. Debido a la crisis del coronavirus el precio de la luz ha experimentado una gran bajada, por lo que, si no tenemos permanencia o ya ha caducado puede que sea momento de escuchar ofertas y aprovecharse de la bajada del precio de la luz. Simplemente deberemos estudiar las ultimas facturas de la luz y realizar algunos cálculos basándonos en nuestro consumo medio (cantidad de KWh en el consumo) y la potencia contratada (cantidad de kWh en el término de potencia, los más normales para un hogar familiar suelen ser 2,3 – 3,45 – 4,6 o 5,75).

– Evitar las excursiones a la nevera, ya que cada vez que la abrimos estaremos desperdiciando el 7% de la energía acumulada en su interior. No conviene abrirlas de forma innecesaria.

– No encender los electrodomésticos a media carga (lavaplatos, lavadora, secadora…), es conveniente aprovechar toda su capacidad y no derrochar energía.

– Lavar la ropa con agua fría. El 90% de la energía que consume la lavadora es para calentar el agua.

Priorizar el uso del microondas al horno ya que el microondas consume menos energía.

– Si vamos a utilizar el horno para cocinar, utilizar toda su capacidad y preparar más de un plato a la vez.

– Procurar no abrir el horno, cada vez que lo hagamos perderemos el 20% de su temperatura interior.

– Mantener las bombillas y las pantallas limpias para aprovechar toda su capacidad de iluminación.

– Desconectar de la corriente todos los electrodomésticos y aparatos eléctricos que no utilicemos para reducir el consumo fantasma.

Controlar nuestros hábitos de consumo, desde nuestra área de cliente en nuestra compañía podremos consultar tu consumo diario y fijar alertas.

Si quieres saber más consejos sobre cómo ahorrar pincha aquí y aquí .

*Tarifa de discriminación horaria – Esta tarifa implica un período de horas al día en el cual la luz es más barata (valle – duración 14 horas) y otro que es más cara (punta – duración 10 horas). El horario de la discriminación horaria en su periodo punta es de 12 a 22h de la noche en invierno y de 13 a 23h en verano. El resto de las horas pertenecen al periodo valle: el más económico. El precio suele ser en valle más barato que en tipo fijo, y en punta más caro, por lo que el precio del kWh es más barato por el consumo realizado en determinadas horas, a cambio de pagar algo más el resto del día.

Share

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies