Top

Consejos para ahorrar en la factura de la luz

Consejos para ahorrar en la factura de la luz

La demanda de electricidad aún no ha llegado a los picos habituales del invierno, a pesar de ser aún otoño la pasada tarde del día 23 de octubre, entre las siete y las ocho, el kilovatio hora se cobró a 18 céntimos, 6 veces más de lo que valía apenas dos horas antes. El coste de la luz en el mercado mayorista registró el pasado mes de octubre un encarecimiento del 15% y se situó en una media de 56,7 euros por megavatio hora. Se trata del octubre más caro desde el año 2011, lo que anticipa otro invierno de precios altos en los recibos. La falta de lluvias es una de las razones que explican el incremento, pero ¿cómo podemos conseguir ahorrar hasta un 30% en la factura de la luz? Os damos algunos consejos:

1. Ajustar la potencia contratadabombillass

En otras palabras, que no salten los plomos. Si en casa nunca han saltado los plomos, ni siquiera cuando se pone a la vez la lavadora, el horno, el lavavajillas… Puede ser que tengamos margen para contratar menos potencia de la que estamos pagando. En cada 1,15 Kw que se baja se puede ahorrar 50 euros al año.

2. Quedarse en la tarifa oficial del Gobierno

Para el mercado de electricidad los consumidores tienen dos opciones: el sistema de tarifa regulada, que fija el Gobierno a través del PVPC, o ir al mercado libre. En

general, la oferta más económica continúa siendo la tarifa oficial del Gobierno (la tarifa regulada de electricidad – Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor [PVPC] – es la que pueden acogerse los consumidores con una potencia contratada menor o igual a 10kW), aunque esto no es del todo cierto:

La tarifa PVPC saldrá más barata cuando los clientes se puedan acoger al Bono Social, pero para poder hacerlo deberán cumplir unos requisitos muy específicos. Aunque, existen muchas tarifas del mercado libre que salen mucho más económicas que la tarifa del mercado regulado.

3. Discriminación horariadiscriminación horaria

Una tarifa con Discriminación Horaria es la mejor manera de ahorrar para casi todos los hogares. Es una tarifa un poco especial que consiste en que se paga menos durante catorce horas al día. Hasta menos de la mitad de la tarifa normal en horario valle (desde las 22 horas hasta las 12; desde las 23 a las 13 en verano), a costa de pagar un 30% más en las diez horas restantes.
Esto le sale más barato a la mayor parte de las familias. La mayoría no lo saben y sigue contratando una tarifa general, ya que los hogares que no tienen esta tarifa consumen de media un 50% en horario valle, por lo que sin esfuerzos adicionales podrían ahorrar 80€ al año en su factura de la luz. ahorro bombilla
La discriminación horaria está disponible tanto para los hogares que tienen contratada la tarifa regulada PVPC, como para los hogares que están con una oferta en el mercado libre.
Os invitamos a conocer al detalle lo que ofrece el mercado y ayudar a elegir la tarifa que más conviene.

4. Cambio en los hábitos de consumo

El cambio en los hábitos de consumo hace bajar la tarifa eléctrica, si, por ejemplo, ponemos lavadoras o concentramos las horas de cocinar a las horas que son más baratas. Entonces el ahorro resulta muy superior.

5. Descartar servicios adicionales

Otra forma de ahorrar es no contratar servicios adicionales como, por ejemplo: revisiones de la instalación eléctrica o seguros de pago.

6. Bono social

Revisar si cumple los requisitos del bono social y solicitarlo si se puede, es siempre la mejor alternativa.

7. Apagar los aparatos en stand-Bystandby

El consumo silencioso de los aparatos que están “apagados-pero-encendidos” sale más caro de lo que creemos.
Apagar todo lo que se queda en stand-By (teles, ordenadores, equipos de música…) significa ahorrar un 10% de todo lo que consumimos. Para un consumo medio (3.500 kWh/año) esto son 52 euros de ahorro.
Si queremos cálculos más exactos, podemos usar la calculadora de la Organización de Consumidores y Usuarios.

8. Ajustar el gasto en calefacción

Una temperatura en casa de 19ºC a 21ºC es razonable. Por la noche es mejor que en los dormitorios baje un poco: entre 15ºC y 17ºC. CALEFACCION
  • Cada grado de más supone un incremento del 7% en el consumo.
  • Un buen mantenimiento de la caldera puede ahorrarnos hasta un 15% al año.
  • Los radiadores deben estar limpios y sin muebles que los tapen (dificulta la difusión del aire caliente).
  • Los radiadores tienen que purgarse al comienzo de la temporada, en otoño, para que no tengan aire dentro (dificulta la transmisión de calor desde el agua al aire exterior).

9. Usar con inteligencia los electrodomésticoselectrodomesticos 3

Elegir los programas que funcionan a temperaturas bajas (al calentar el agua es cuando más consumen).
  • Lavadora: temperaturas entre 40ºC y 60ºC implican un ahorro del 40% en luz.
  • Lavavajillas: los programas Eco funcionan a unos 50ºC.
  • Frigorífico: cuidar bien dónde está instalado (alejado de las fuentes de calor, con espacio suficiente), no pasarse poniendo demasiado frío el termostato, no dejar la puerta abierta sin necesidad, descongelarlo de vez en cuando y, en caso de irnos de vacaciones, dejarlo limpio, vacío y desenchufado.

Los hogares concentran un 50% de su consumo en el horario valle (cuando el consumo es más económico) y bastaría con tener un consumo de un 30% en ese horario valle para empezar a ahorrar, según la Organización de Consumidores y Usuarios que insiste en su recomendación de optar por la tarifa de discriminación horaria. El cambio en la factura tiene un coste de 11 euros y el ahorro es elevado.

Share

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies